lunes, 15 de septiembre de 2008

¿Dónde están los filósofos?

Aunque últimamente intento evitar las cuestiones políticas y económicas (más que nada porque es más divertido tocar otros temas), no puedo dejar de decir algo sobre las últimas noticias económicas. "Privatizar los beneficios, socializar las pérdidas", se ha convertido en una de las frases más repetidas en la red para hablar de el tema. Se acusa de hipocresía a los gobiernos, especialmente a los que, como el de EE.UU., siempre han presumido de liberales. Se clama que con nuestros impuestos se están reflotando empresas que sencillamente han sido imprudentes y que lo que se está realizando estos días no es otra cosa que una enorme estafa, de miles de millones de euros, a todos los ciudadanos del mundo, por parte del entramado político y económico.

Pero lo que más llama la atención es la falta de alternativas. Aunque desde algún medio, algunos comentaristas aislados comienzan a preguntarse (ya era hora) si en el fondo no es el propio sistema el que está mal. Empiezan a pensar algunos ese pensamento prohibido: si la pretendida "victoria" sobre el comunismo no fue otra cosa que la casualidad, que hizo que un sistema cayera antes que el otro, cuando ambos están destinados al fracaso, y simplemente ocurrió que a la fuerza tenía que fracasar uno antes que el otro. Para muchos, pensar esto nos conduciría a poco menos que al vacío de ideas (nihilismo lo llamaban antes, si no recuerdo mal; la verdad es que es divertida la palabreja). No existe para ellos alternativa alguna: el capitalismo, ahora llamado eufemísticamente economía liberal es la única verdad absoluta, y si piensas otra cosa eres un hereje y te pudrirás en el infierno.

Desde la clase política, esa que se supone que tendría que aportar soluciones, esa que se supone que tiene que dirigirnos, no llegan voces de renovación. Quizás porque realmente están convencidos de que no hay alternativa; quizás porque no se atreven siquiera a sugerir que pueda llegar a haberla, a riesgo de que les comparen con Evo Morales, o con Hugo Chávez. Pero tiene que haberla, porque lo que está claro es que no se puede permitir que se mantenga un sistema en el que sea posible una tomadura de pelo de las dimensiones que estamos viendo. Vamos, yo no comulgo con eso.

Durante la Historia de la Humanidad, los filósofos han sido siempre esos seres extraños que a menudo morían olvidados, pero cuyas enseñanzas servían para que más tarde la sociedad encontrase su camino. Los filósofos de la Ilustración no cambiaron el mundo, pero sus ideas, convenientemente recogidas por los hombres influyentes del siglo XIX, sí lo hicieron. Sin embargo, tras Karl Marx, el último gran filósofo inlfuyente, parece como si un vacío se hubiera adueñado del pensamiento humano, y de nuevo el "pensamiento único", enemigo del progreso, se hubiera adueñado de la sociedad. En momentos como este, nada nos es más necesario que alguien que nos ilumine el camino, porque si no, caemos en la impotencia: sabemos que habría que cambiar algo, pero no sabemos cómo, y este bloqueo en nuestra actividad es aprovechado por quienes nos explotan para seguir robando, mientras repiten, encogiéndose de hombros que "no se puede hacer otra cosa".

Sé que tiene que haber otros caminos, pero nos falta esa mente iluminada que nos los enseñe.

Imagen: http://www.biografiasyvidas.com/monografia/marx/fotos/marx340a.jpg

10 comentarios:

el_Caido dijo...

Precisamente es ese pensamiento de que no hay alternativa posible a este sistema, de que no se puede hacer nada para cambiar la caída en picado en la que estamos metidos, el que hace que entremos en cierta espiral de buscar soluciones en una clase política que jamás podrá ofrecernos nada ya que su supervivencia depende de mantener ese razonamiento de que no hay alternativa visible.

No pretendo entrar en rollos filosófico-ideológicos-hippiescos, pero el sistema capitalista no funciona, al menos para la mayoría de las personas de este planeta, y no puede funcionar porque es insostenible en sí mismo. Las vacas flacas salen ahora y todos quieren chupar de la teta del estado clamando aquello de 'ay, mamita, que me quede como estoy', pero lo triste de esto es que lo pagarán los de siempre ya que los ricos que han estado enriqueciéndose durante los años del 'España va bien' y de la 'Champions League de la economía', hablo de nuestro país, ya tienen sus millones, pero los curritos y no tan curritos, clases medias incluidas, son los que pagan y pagarán el pato hasta que llegue ese día que nos paremos a pensar y digamos 'alto, hasta aquí hemos llegado'.

Abrochémonos los cinturones y practiquemos una austeridad que se nos pide desde los que jamás darán ejemplo de ella; abrochémonos los cinturones para que los que jamás darán ejemplo de ella puedan seguir viviendo de nuestra credulidad.

Johnny Tastavins dijo...

Hace ya tiempo que clamo por un líder carismático en nuestra generación, ¿te acuerdas? No sé si político, filósofo, o simplemente un genio del marketing que plantee nuevas ideas y nuevos caminos. Está claro los políticos y los malditos banqueros nos mueven como marionetas y poco o nada podemos hacer. Estamos tan increiblemente constreñidos por el sistema que cualquier posibilidad de acción con éxito es remota.

Me gusta mirar atrás, de la historia se aprende, y veo que en el crack del 29 hubo suicidios, pobreza, miseria, pero también apareció el New Deal de Roosevelt, que trajo 50 años de prosperidad. Quizá peco de ingenuo, pero estoy seguro que de las crisis y las catástrofes se aprende, y sirven para dar un paso adelante. Además de sacudir el árbol y hacer caer la fruta podrida, ¿no?

El problema es, ¿quién liderará ese cambio? Igual eres tu, o yo, o quién sabe dónde se esconde.

monsieur le six dijo...

Precisamente sobre eso que planteas de que las crisis también tienen su lado positivo quiero escribir próximamente.

El New Deal Podría ser todo lo positivo que se quiera, pero no supuso realmente un cambio de mentalidad. Creo que el mundo necesita ideas realmente y profundamente nuevas, como el marxismo fue en su momento. Lo otro es seguir mareando la perdiz pero con diferentes matices.

Tu Primo Jordi dijo...

No creo que las ideas o sistema, independientemente del color que tenga, sean inútiles o que no funcionen.

Todo sistema elaborado desde un pensamiento razonado y equilibrado que tenga como fin el sustento de una sociedad (grupo de personas que quieran vivir bajo unas mismas normas - Rousseau) ha de poder funcionar. Siempre habrá puntos flacos que aparecerán debido a la propia evolución de ese grupo de personas, pero que con el mismo pensamiento razonado y equilibrado que lo originó, se podrá encontrar un nuevo camino.

Desde mi punto de vista el problema reside en las propias personas que hacen funcionar el sistema. En todo grupo siempre hay los disconformes, listillos, vivos … vamos … los hijos de puta que piensan que ellos son mejores que el resto y que por ello pueden hacer lo que les plazca. Aquellos que sus acciones no siguen las reglas del juego y hacen que el sistema haga aguas.

Desde hace bastante tiempo he observado que palabras antagonistas se unen para crear nuevos conceptos que definan situaciones. ¿Que os parece un nuevo sistema llamado Dictadura-Liberal? Puede que el camino de la humanidad para su no autodestrucción pase por que sea un dictador quien la gobierne al tiempo que no se sienta ella misma encarcelada (que tenga la sensación que puede gobernar su vida, siendo realmente que no).

Llegados a este punto, ¿quien será ese Dictador de ideas claras que tenga la salvación de la Humanidad en sus manos? ¡¡¡Que pregunta más tonta por Dios!!! Lógicamente soy YO. Lo primero que haré será ajusticiar (asesinar) por el bien de la Humanidad (nunca por mis intereses) aquellos que no se encuentren alineados con mis pensamientos.

(puede que al final se me haya ido la cabeza … pero joder … es lo que veo que pasa últimamente … cuantos dicen que son la solución a todos los problemas y al final de una forma “democrática” se cepillan a Dios y su madre).

Johnny Tastavins dijo...

Jordi, no te llamarás "Hugo Chaves"? :-)

Johnny Tastavins dijo...

Le Six, off-topic pero se que estás interesado en el tema, lectura recomendable :

http://elteleoperador.blogspot.com/2008/07/emule-torrent-ares-adis-al-p2p.html

y la segunda parte :

http://elteleoperador.blogspot.com/2008/09/emule-torrent-ares-adis-al-p2p-2.html

Como mínimo alarmante.

monsieur le six dijo...

Sí, Johnny, es una lucha que lleva mucho tiempo abierta... y lo que queda.
Es difícil predecir cómo acabará, pero creo que al final quienes pretenden controlar la información acabarán perdiendo la guerra, no sin antes luchar duro. Queda todavía mucho por ver en esto. Esperemos que "las fuerzas del bien", por así decirlo, se acaben alzando con la victoria frente al Imperio.

Johnny Tastavins dijo...

Dios te oiga. Cuando has catado la libertad, perderla otra vez se hace duro. Por otro lado no tengo nada claro que tengas razón. Hay lobbies muy potentes ahí detrás y me da que con subterfugios y argumentos retorcidos acabarán llevándose el gato al agua. Ya en Francia y Alemania según qué usos de internet están restringidos. El liberal Sarkozy!!

Ojalá tengas razón y "las fuerzas del bien" triunfen.

miguel dijo...

La única alternativa viable: Serge Latouche.

monsieur le six dijo...

Gracias, Miguel, interesante video. Ya lo comentaré cuando trate el problema desde otra perspectiva (porque seguiré dándole vueltas a la situación filosófica de la sociedad actual, claro). Evidentemente, la idea del crecimiento continuo es absurda, y eso nos da una idea del tipo de sociedad ignorante en la que vivimos.