sábado, 6 de febrero de 2010

Cuestión de gustos

Hace poco discutía con otra gente, a través de un foro, el ya gastado tema de que si es mejor un PC con Windows que un Mac, o si es mejor instalarse una máquina con Linux. Surgió la discusión por el renacido interés que Apple ha suscitado sobre sus productos durante los últimos años de relativa decadencia de Microsoft. Copio aquí mi opinión:

Al final, con los ordenadores pasa como con los coches. Quien se compra un BMW no es porque haya hecho comparaciones calidad/precio y, pudiéndoselo permitir, se haya decantado por esa marca, sino porque es el típico al que siempre le ha hecho ilusión tener un BMW y cuando ha podido tenerlo, lo ha comprado. Eso mismo pasa con Apple.

Quienes usan PC con Windows son los que prefieren ahorrar un poco y comprarse algo normalito y que sepan por sus referencias que funciona aceptablemente. Sería algo así como los Peugeot, Citroën, Nissan... Gente que hace lo típico y no está para gastos desorbitados ni para buscar cosas poco comunes.

Por último, quienes usamos Linux somos como los que ahora mismo se comprarían un coche de energía solar, que no sale en las revistas de coches, es megafriki y no lo usa casi nadie, pero tío, te ahorras una de pasta en gasolina... y hace lo mismo que los otros, respetando además el medio ambiente.

Es más una cuestión cultural que de prestaciones o relaciones calidad/precio. Muy poca gente se compra una cosa u otra por funcionalidades. Navegadores, paquetes de ofimática y otras aplicaciones básicas, están en los tres entornos. Y para jugar, el PC es una máquina desfasada (salvo para juegos de estrategia). Si lo que se quiere es jugar, es mucho mejor tener una consola.

Imagen: http://www.windows-7.com.es

2 comentarios:

Ereticy dijo...

Yo tengo ambas cosas y con ambas estoy contenta. Cada una es un mundo. Cierto es que Windows es más a nivel de usuario y Mac no es tanto para jueguecitos, pero tiene otras cualidades y ventajas que Windows no tiene.

Mi Apple Mac mola. Yo Molo 8-)

Johnny Tastavins dijo...

Yo creo que hay otro factor : la comodidad. A quien se maneja en Windows le da mucha pereza iniciarse en otra cosa nueva como Linux. Intenté cargar una vez una copia de Ubuntu y me volví majara. Lo dejé correr y volví a mi güindous de toda la vida. Se donde está cada cosa, y como tu dices, paso de cambios.