lunes, 8 de marzo de 2010

El país que tenía alergia a la nieve

Se ha comentado mil veces que en Cataluña (no sé si en otras partes del Estado, pero supongo que sí), las infraestructuras no están preparadas para las nevadas, y hoy los hechos han demostrado que así es.

Cierto que la nevada ha sido bastante impresionante, teniendo en cuenta que las poblaciones de la costa no suelen ver la nieve, pero... ¿de verdad es como para que dejen de circular autobuses, se corten autopistas y que los trenes de cercanías dejen de circular? He tenido la inmensa suerte de que mi línea fuese la única que mantenía el servicio esta tarde (con dificultades y escenas de indignación en los andenes, todo hay que decirlo). De lo contrario me hubiera visto aislado en la ciudad, buscando algún alojamiento.

Ya he hablado de las lamentables actuaciones de Renfe (o Adif o quien corresponda, me da igual) en múltiples ocasiones, pero lo de hoy me parece muy fuerte. Que sólo se mantuviera en servicio la línea Barcelona - Sant Vicenç de Calders, mientras TODOS los demás trenes de cercanías permanecían cancelados... O los trenes son de juguete o no entiendo cómo pueden dejar de circular. No estamos hablando de una nevada al nivel de Siberia, se trata de una racha algo fuerte a media tarde, pero nada más. Un nivel como este tendría que estar contemplado como posible. No estamos hablando de despejar barreras de nieve de un metro de altura.

Cada año pasan cosas parecidas, y algunos defienden a las empresas y administraciones diciendo que claro, en España eso ocurre raras veces. Bien, esto sería comprensible si "raras veces" fuese sinónimo de 15 años, 20 años... Pero no es improbable que en Cataluña caiga una nevada o un gran aguacero cada año. Pasará sólo uno o dos días, pero pasará. ¿Asumimos entonces que cada año tendremos uno o dos días de caos circulatorio (en realidad más, porque aguaceros hay bastantes)?

En fin, dentro de unos días todo se habrá olvidado, y a esperar el caos del año que viene, o de algún chaparrón de dentro de unas semanas.

Imagen: http://www.mlokedo.com

2 comentarios:

Johnny Tastavins dijo...

Nos hemos acostumbrado ya a la ineficacia de las Administraciones de tal forma que todo nos parece normal. Entiendo los fallos ante situaciones imprevistas, pero cuando hasta los meteorólogos de barrio pronosticaban desde el sábado que el lunes nevaria en cotas inferiores a 200 m es imperdonable que Interior no tomara medidas preventivas.

Hoy he escuchado a Saura en RAC1 y sigue repartiendo culpas a diestro y siniestro. Lamentable.

HansHelm dijo...

Esto de las nevadas me recordaba algo que pasaba donde yo vivo. Un lugar ciertamente seco donde no llovía casi nada: hasta que llovía de verdad, y entonces nos enterábamos todos de lo que significa no respetar los cauces de los arroyos. El caso es que año sí, año no, tocaba la preceptiva riada. Ahora parece que lo han terminado arreglando, cutremente, pero arreglando.