jueves, 8 de mayo de 2008

Los mejores amigos

Hoy me he quitado un peso de encima. Tenía una cuenta pendiente con una amiga con la que no me había portado muy bien recientemente y le he pedido disculpas. Ella las ha aceptado. Parece simple, pero no lo es; ya hace tiempo hablé de lo importante que es el perdón y lo difícil que es tanto para el que lo pide como para el que lo da. Ciertamente, dejar a un lado las diferencias y comprender los errores son actitudes que nos dignifican y nos hacen ser mejores como personas, porque al estar todos nosotros plagados de vicios y defectos, sería imposible mantener amistades sin estar dispuestos a aceptar errores y malentendidos. Por eso he llegado también a la conclusión de que los mejores amigos no son aquellos que nunca se pelean, sino aquellos que siempre están dispuestos a reconciliarse. Creo que es una máxima que llevaré siempre conmigo.

Imagen: http://fraynelson.com/blog/?p=2283

1 comentario:

irichc dijo...

Creo que el secreto de la felicidad es no tomarse en serio uno mismo sino como instrumento de algo mayor. En este algo caben muchas cosas, sabias y necias, justas e injustas, porque no representa un fin en sí; es el fin de fines, una especie de "tao". Y luego: hacer lo mejor, esperar lo peor.