viernes, 20 de abril de 2007

Control de calidad

Hace unos días llegué por casualidad a este artículo de la wikipedia en que se cuenta cómo un ingeniero con ganas de broma y bastante valor se atrevió a proponer un proyecto de memorias WOM (memorias de sólo escritura), evidentemente inútiles, y que sin embargo llegó a entrar en la cadena de producción y a publicarse en el catálogo de productos. Aparte de pasar un rato divertido (la hoja de especificaciones es para llorar de risa con sus mil detalles graciosos), demostró así lo inútiles que son tantos controles burocráticos sobre los proyectos, pues a menudo quienes les tienen que dar la aprobación (presuntamente personas muy capacitadas para hacerlo) no tienen ni idea, y aunque la tengan, pasan de opinar, aprueban porque sí y confían en que el ingeniero haya hecho algo útil; en todo caso ya le echarán la bronca si no. También es una muestra de lo importante que es el control de calidad, y de que no sirve hacerlo porque sí, para cumplir y llenar papeleo, sino que hay que llevarlo a cabo para no acabar haciendo cosas como... como las memorias WOM.

2 comentarios:

Sonia dijo...

¿No será que lo inutil no es el Control de Calidad (algunos), si no que lo inutil son los ingenieros?

Yo alguna vez quiero hacer hojas de caracterisitcas de componentes como esa! xD

Skunka dijo...

A mi me recuerda a mi trabajo de Estudio de Impacto Ambiental...
Has hecho que lo primero que me haya venido a la mente sea mi profesor de Evaluación de Ima`pocto Ambiental; que mira tu or donde, tambien es catalan