domingo, 27 de enero de 2008

Eres lo que haces

Hoy he llegado, prácticamente por casualidad, a una la página que hay dedicada a Bob Black en la Wikiquote. En ella he podido leer algunas frases de este singular pensador (al que no conocía de nada), y me ha llamado la atención este texto:
Eres lo que haces. Si haces trabajo aburrido, estúpido, monótono, lo más probable es que acabes siendo aburrido, estúpido y monótono. El trabajo es una explicación mucho mejor de la creciente cretinización que ocurre alrededor de nosotros que esos mecanismos estupefacientes tan señalados como la televisión y la educación. La gente que pasa su vida regimentada, guiada de la escuela al trabajo y enjaulada por la familia primero y el asilo de ancianos al final, esta habituada a la jerarquía y es psicológicamente esclava. Su aptitud para la autonomía está tan atrofiada que su miedo a la libertad es una de sus pocas fobias con fundamento real. Su entrenamiento en la obediencia en el trabajo se lleva a las familias que ellos forman, reproduciendo de esta manera el sistema en formas diferentes, y se lleva a la política, la cultura y todo lo demás. Una vez que has drenado la vitalidad de la gente en el trabajo, probablemente se someterán a la jerarquía y a la especialización en todo. Están acostumbrados a ello.
Creo que es uno de los análisis más lúcidos de la situación en la que nos encontramos los ciudadanos modernos. Nos hemos vuelto mecánicos, metódicos, obedientes... en una palabra: aburridos. No tenemos empuje, pasión, espontaneidad... nos hemos vuelto tan fríos y aburridos como ese escritorio ante el que pasamos tantas horas, moviendo el ratón y escribiendo e-mails. La obediencia a nuestros jefes y nuestro sentido del orden y la disciplina nos han quitado esa encantadora alegría de la iniciativa individual, que surge como una pasión sin objetivo puramente económico, que es como el amor o el deseo sexual, algo que está ahí... porque sí, porque está ahí y punto.

La frase inicial, "eres lo que haces", me parece una interesante puntualización. Realmente, estar ocho horas al día (o más) haciendo lo mismo no ayudan a hacer de ti una persona despierta, polifacética y emprendedora. Más aún cuando en muchos casos se trata de una tarea más bien monótona, y a menudo, además, sedentaria. Cierto que no todos los trabajos son repetitivos, pero la mayoría sí, y no todos tenemos la suerte de ser una excepción a la regla. Me pregunto si habrá una manera de contrarestar ese efecto, pero me temo que es difícil, a menos que uno sea millonario y pueda dejar de estar ocho horas al día cumpliendo con las tareas que le encomienda su jefe o sus clientes.

Interesante este hombre, ya leeré algo más sobre él.

Imagen: http://www.jazztelia.com/eugeni/post/2006/01/12/usar-linux-es-aburrido

4 comentarios:

MOIRA dijo...

Muy interesante el post...
Me informo..soy una curiosaaaa..

Gracias por el comentario, seguro que si puedo voy a ver a within a granada..,es mi tierra!!!así que de paso veo a la famili...

Besitos de curiosidad

Brujita dijo...

"Eres lo que haces" no dudo que la frase encierra una gran verdad... pero a veces también podemos apliccar aquella de que "Haces lo que eres" (rebuscada que es una :D)

GRacias por las visitas
Saludines

Johnny Tastavins dijo...

Bah, mira el vaso medio lleno en lugar de verlo medio vacío. Desde el momento que eres capaz de plantearte esa reflexión ¡es que estás vivo! Y a partir de ahí puedes plantearte cambiar, rebelarte, gritar. No todos pueden, cierto, y en el trabajo menos porque la gran mayoría dependemos de él. ¿Pero de ese en concreto? ¿Seguro que no hay otro esperando a la esquina? ¿Con otros retos? O incluso con otras rutinas. Excelente.

La interrogación dijo...

Ayyy, qué espanto. Yo no quierooooo. Pero es una gran verdad, cada vez somos más aburridos porque hacemos menos cosas por nosotros mismos. Si casi todo el trabajo hay que hacerlo a través del ordenador. Nosotros nos limitamos en muchos casos a pasar datos, escribir correos, y estupideces varias.

Un beso