viernes, 18 de enero de 2008

Grandes obras que hoy no podríamos publicar (II)

Seguimos con las canciones inolvidables que ayer nos emocionaban y hoy nos conducirían a la más gris de las autocensuras, con tal de no "buscarnos problemas". Se trata de una de las canciones más emblemáticas de Loquillo: La mataré.
Yo la sentaba en mi regazo,
enloquecía sólo a su contacto.
La he conservado en la memoria.
Tal como estaba.
Siempre a mi lado.
Nunca me juró su amor
lo creía eterno yo.
Y ella me sonreía y
miraba hacia el mar.
Me emborrachaba entre sus brazos
ella nunca bebía, ni la vi llorando,
yo hubiera muerto por su risa.
Hubiera sido su feliz esclavo.
Qué dolor sucio y traidor
me envenena el corazón.
Sé que ella nunca enloqueció.
Jamás perdió el control.
Quiero verla bailar entre los muertos,
la cintura morena que me volvió loco,
llevo un velo de sangre en la mirada,
y un deseo en el alma,
que jamás la encuentre.
Sólo quiero que una vez
algo la haga conmover.
Que no la encuentre jamás
o sé que la mataré.
Por favor sólo quiero matarla.
A punta de navaja
Besándola una vez más.

Comparto completamente algunas opiniones que he leído por ahí lamentándose de que la canción ya no se interprete. Verdaderamente es una lástima. Consideraciones políticamente correctas aparte, lo cierto es que es buenísima, y uno de los grandes símbolos musicales de los 80 en España; se pongan como se pongan algunos. Una pena que un grupo tan valiente en su día como Loquillo y los trogloditas se rebaje ahora a eliminarla de su repertorio por culpa de las presiones feministas que la acusaban de inducir a la violencia de género. Según esta gente, todos los que la escuchamos en su día (y somos legión) debemos ser unos asesinos en potencia o algo así. Gentuza ignorante y miserable que ignora el valor artístico de las cosas, a vosotros os dedico mi más sincero iros a tomar por culo. Ni somos unos asesinos ni la canción induce a nada; es una canción, no un discurso político. Dejadnos en paz.

Imagen: http://rockporlasvenas.blogspot.com/2007/05/villa-rock-bledo-2007.html

3 comentarios:

Paradox dijo...

A mi me encantaba la canción, y me sigue encantando.
Sonó durante mucho tiempo y no pasó nada, pero vivimos en una sociedad exageradamente hipócrita y cobarde.

La interrogación dijo...

Hoy leía en el periódico una frase de Aute que me ha encantado: ya no se hace música, solo se hacen politonos.
Lo peor es que tiene toda la razón, hasta eso está manipulado y ya solo se cantan chorradas.

jo, qué negativa, no, no lo soy tanto. eh??

Un beso

monsieur le six dijo...

No, no es que seas negativa, es que Aute tiene algo de razón (afortunadamente hay excepciones).

Lo más triste es que no tenemos bastante con la poca inspiración de los "artistas" actuales como para que encima querer que se autocensuren. Vamos a peor.

Gracias por vuestros comentarios.